Aral Digital.- Musgrave Group, uno de los operadores más importantes de Irlanda, ha cerrado el año 2009 con un descenso total de ventas del 3%, hasta 4.500 millones de euros. La caída más destacada se produjo en Irlanda -un 7%, hasta 2.700 millones- donde la compañía opera con las marcas SuperValu, Centra y Daybreak.

Por el contrario, el negocio que la compañía tiene en Gran Bretaña e Irlanda del Norte, registró un crecimiento del 3%. El retailer minorista también experimentó en 2009 una caída en el ebitda (ganancias antes de impuestos) del 7%, hasta los 70 millones de euros.

Chris Martin, director ejecutivo de la compañía con sede en Cork (Irlanda), ha indicado al respecto de los resultados que “son satisfactorios, gracias a la adaptación exitosa de nuestra estrategia de gestión a un entorno comercial exigente. El crecimiento de la facturación seguirá siendo un reto en 2010 por dos razones: en primer lugar, por la deflación de precios en España e Irlanda; y en segundo lugar, porque el mercado británico se está convirtiendo en una plaza cada vez más complicada”.

Musgrave España cerró 2009 con una cifra total de facturación de 190,1 millones de euros, lo que significa un descenso del 3,27% respecto al año anterior. De acuerdo con el plan estratégico de conversión de tiendas propias en franquicias, seis establecimientos pasaron a ser gestionados el año pasado en régimen de franquicia por lo que sus ventas no se suman integramente a este total. No obstante, tomando los datos de venta al público de los supermercados franquiciados, se obtendrían unas ventas retail de 206,3 millones de euros, traduciéndose en un descenso del 2,6% respecto a 2008.