Los consejos de administración de (AEA) y Puleva, que se han reunidos hoy por separado, han aprobado por unanimidad el proyecto de fusión por absorción de la compañía lechera por la azucarera. Ambos consejos han decidido también que dicho proceso de fusión se lleve a cabo mediante el intercambio de una acción de Azucarera Ebro Agrícolas por ocho de Puleva. Teniendo en cuenta que en el momento de la suspensión de la cotización de ambos valores las acciones de AEA cotizaban a 15,74 euros (2.619 pesetas) y las de Puleva a 1,80 euros (299 pesetas), el canje supone una prima del 9,48% para los accionistas de la firma láctea. Adicionalmente, se ha acordado pagar un dividendo de 44 pesetas a los accionistas de AEA, antes de la fusión, y otro dividendo de 0,12 euros a todos los accionistas cuando las respectivas juntas generales aprueben la fusión definitivamente. Asimismo, los acuerdos contemplan también continuar con la salida a Bolsa de Puleva Biotech. La sociedad resultante de la fusión, que comenzará a operar el próximo 1 de enero, pasará a denominarse Ebro Puleva, tendrá un consejo de administración con 19 miembros (12 procedentes de Ebro y siete de Puleva) y cinco comisiones (Ejecutiva, Auditoría y Control, de Nombramientos y Retribución, de Estrategia y Desarrollo Corporativo y de Investigación y Desarrollo y Marketing). El consejo estará presidido por José Manuel Fernández Norniella, que también presidirá la comisión ejecutiva de nueva creación, mientras que Guillermo Mesonero-Romanos presidirá la comisión de Estrategia y Desarrollo Corporativo y Javier Tallada la de Investigación y Desarrollo, y Marketing. José Manuel Fernández Norniella, presidente de la nueva compañía, ha señalado que "éste es el comienzo de un gran proyecto. La nueva Ebro Puleva será protagonista de la modernización y reordenación del sector alimentario español. Un sector estratégico que cuenta desde ahora con un líder de capital mayoritariamente nacional y dispuesto a seguir creciendo mediante un plan de expansión realista pero ambicioso". La fusión de Azucarera Ebro y Puleva da como resultado el primer grupo agroalimentario español con unas ventas conjuntas en 2000 superiores a los 2.287 millones de euros (más de 380.500 millones de pesetas) y un beneficio neto de 104 millones de euros (17.304 millones de pesetas), con presencia en sectores como la biotecnología, el azúcar, el arroz, los lácteos, el aceite, Internet y los biocombustibles. Tras la fusión, los principales accionistas del nuevo grupo, que alcanzará una capitalización bursátil de más de 250.000 millones de pesetas con un free float superior al 40%, serán el grupo francés Saint Louis (13,5%), el Grupo Torras (7,7%), Caja Duero (7,0%), Mercasa y Alicesa (6,3%) y los directivos de Puleva (4,5%).