La multinacional suiza Nestlé ha adquirido la firma estadounidense de alimentación para animales de compañía Ralston Purina por 10.300 millones de dólares (alrededor de 1,8 billones de pesetas), lo que la convierte en el líder del sector a nivel mundial. El montante de la operación representa una valoración por título de Ralston de 33,50 dólares, lo que supone una prima del 36% respecto al precio de cierre de las acciones de la empresa estadounidense el pasado viernes. La compañía suiza, que ya operaba a través de la marca Friskies en el mercado de alimentos para mascotas, prevé obtener cerca de 260 millones de dólares (45.700 millones de pesetas) anuales por sinergías a partir de 2003. Ralston Purina, especializada en alimentación seca para animales de compañía, comporte al 50% con la española Agrolimen la propiedad de Gallina Blanca Purina.