AMDPress.- El quinto operador británico de distribución alimentaria, la empresa Somerfield, que cuenta con una red compuesta por 1.283 centros, recibía hace unos días una OPA por más de 500 millones de libras (722,397 millones de euros) por parte de un consorcio formado por John Lovering, antiguo presidente de la cadena de “Do It Yourself” Homebase, y un inversor financiero inglés. El pasado jueves, día 24 de abril, la dirección en Somerfield hacía público la decisión que había tomado en una reunión especial celebrada el día anterior, 23 de abril, de rechazar la oferta pública de adquisición por considerar que la cantidad monetaria era insuficiente y, que además, infravaloraba a la cadena minorista.

Somerfield abandonó los “números rojos” el año pasado, tras tres años consecutivos con pérdidas. Sus ventas, sin embargo, siguen siendo bajas, y su director general dimitió el pasado año. Desde entonces se han escuchado rumores de compra, pero ni Baugur (minorista de Islandia que posee una participación del 2.95%), ni ninguno de los aspirantes en la batalla por Safeway parecen estar envueltos en el consorcio de compra.

Entre los posibles planes de John Lovering para la cadena estaba el fusionar la cadena descuento Kwik Save, subsidiaria de Somerfield, y los restantes centros de Somerfield con el operador Iceland y crear así la mayor cadena de tiendas descuento en alimentación en el Reino Unido.

En cualquier caso, si la OPA prosperase, Sainsbury´s podría estar interesado en adquirir unos 150 de centros de Somerfield, lo cual, según la prensa inglesa, podría servirle de excusa para retirarse de la batalla por Safeway.