AMDPress.- El grupo francés de distribución y artículos de lujo Pinault-Printemps-Redoute (PPR), que incluye tiendas como la Fnac, Conforama y Le Printemps, y que controla las firmas de lujo Gucci e Yves Saint-Laurent, anunció el pasado miércoles un beneficio neto de 1.589 millones de euros en el 2002, lo que supuso un aumento del 111,1% sobre el 2001, dato que se explica por las plusvalías generadas por la venta de negocios.

Por otro lado, el volumen de negocios de PPR bajó en el 2002 un 1,5%, lo que supuso una facturación de 27.375 millones de euros.