El vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, ha tomado el mando en la gestión de la crisis de las vacas locas mediante la creación de un Comité Especial, del que formarán parte los subsecretarios de los ministerios de Agricultura, Sanidad, Medio Ambiente y Presidencia. Dicho Comité, que celebra hoy su primera reunión en la Moncloa, realizará un seguimiento de todos los aspectos relacionados con la EEB, incluidas las actuaciones normativas del Gobierno y las Comunidades Autónomas, y la información sobre las reuniones en España y Europa de los órganos de seguimiento, grupos de trabajo y afectados. El anunció por parte de Mariano Rajoy de asumir directamente la gestión de la crisis ha tenido efectos inmediatos en el sector ganadero, que nada más conocer la noticia desconvocaron el paro indefinido y el bloqueo a los mataderos para volver a la vía negociadora. Por otra parte, el secretario de Estado de Hacienda, Enrique Giménez-Reyna, ha anunciado que el nuevo impuesto para sufragar el coste de la crisis por la EEB no incidirá directamente sobre los consumidores, sino que gravará a los mataderos y a la fase intermedia de distribución. El responsable de hacienda señaló que “el objetivo es que haya el menor número posible de contribuyentes afectados”.