AMDPress.- La fabricante de cartoncillo estucado para envases y embalajes Reno Medici, Spa. Sucursal en España, filial barcelonesa del grupo homónimo italiano, cerró el ejercicio de 2002 con unas ventas de 78,50 millones de euros, que suponen un crecimiento del 12,9% sobre los 69,65 millones de 2001, con una producción comercializada que a su vez creció un 21% hasta alcanzar las 186.227 toneladas. La exportación representó un 47% de las ventas, equivalente a casi 37 millones de euros, frente a los 30,16 millones de 2001.

Esta progresión, que supera las previsiones iniciales del grupo para la división española, se ha producido en un año en el que ya funcionó a pleno rendimiento la nueva máquina instalada en El Prat, que absorbió una inversión cercana a los 30 millones de euros entre 1999 y 2001, y se inició un plan de relanzamiento de su área de negocio de corte y distribución, con el traslado del centro de Barneda Cartón, SA, de Ripollet a Lliçà de Vall, realizado en el mes de julio.

Este plan ha tenido su continuidad con el acuerdo alcanzado con la madrileña, Filcartón, SL, con instalaciones en Alcalá de Henares, especialista en corte y distribución de cartoncillo, que desde principios de 2003 se hace cargo de la gestión para la empresa catalana de estos servicios en todo el centro peninsular, especialmente Madrid y su área de influencia industrial. En los próximos meses espera ampliar este proyecto con un nuevo centro de corte en la zona de Valencia, al que enviará las dos máquinas de corte que está retirando en la fábrica de El Prat, que están siendo sustituidas por otras dos nuevas.

En otro orden de cosas, cabe destacar la reciente creación de la nueva sociedad Reno de Medici Ibérica, SL, sociedad unipersonal filial 100% de Reno de Medici Spa, como titular de activos y pasivos en España. Un hecho que, a falta de confirmación, podría implicar que está pase a ser la nueva cabecera societaria con la que pase a operar el grupo italiano en nuestro país.

Reno de Medici cuenta en España con una fábrica en El Prat de Llobregat (Barcelona), de fabricación de cartoncillo estucado estándar y capacidad de producción de 160.000 tm/año, y otra en Almazán (Soria), con producciones de cartoncillo para envases y cartoncillos especiales para artes gráficas, con capacidad de producción de 33.000 tm/año. Emplea a 402 trabajadores y en 2002 ha realizado inversión de 5,80 millones de euros.

El grupo Reno de Medici, segundo productor europeo de cartoncillo con nueve fábricas y capacidad de producción anual de más de 1.100 millones de toneladas, ha anunciado unas ventas en 2002 de 588,70 millones de euros, que suponen un crecimiento del 10,5% sobre los 526,42 millones de 2001. Se trata de un ejercicio marcado por la inversión (y el consiguiente paro programado) en la fábrica italiana de Villa Santa Lucía, en Frosinone, que pasó de 146.000 a 208.000 tm/año de capacidad (gramajes de 160 a 250 gr). Así, sus resultados operativos pasaron de 23,99 millones positivos a 8,58 millones negativos, y de unos beneficios antes de impuestos de 10,03 millones en 2001 a unas pérdidas, también antes de impuestos, de 25,28 millones, en 2002.