Aral Digital.- La cadena británica de supermercados Sainsbury ha incrementado sus ventas un 1,1% en términos comparables, en el primer trimestre fiscal del ejercicio. En el montante total de ventas el aumento ha sido del 4,4% -excluyendo la comercialización de combustible-. “Estos resultados se sitúan en línea con nuestras expectativas, y nos coloca en una buena posición para continuar progresando”.

Asimismo, la compañía del Reino Unido –que ha establecido las ventas de productos de 'non food' como uno de sus objetivos a corto plazo- ha manifestado su intención de abrir 135.000 metros cuadrados de nuevo espacio comercial durante el ejercicio en curso.

No obstante, la cadena de supermercados ha admitido que los consumidores "se enfrentan a una situación difícil". Justin King, director general de la compañía, ha advertido que “las perspectivas (a corto plazo) indican un crecimiento bajo o nulo y una inflación baja o nula. No hemos visto ningún avance. Es difícil hablar de una mejora para los consumidores”.