AMDPress.- La cadena de distribución británica Sainsbury ha cerrado el primer trimestre del año 2006 con unas ganancias de 94 millones de euros (64 millones de libras esterlinas), un 65% menos que en el mismo periodo del año anterior, debido a los costes de reestructuración y la rebaja de los precios llevada a cabo para ganar cuota de mercado.

Por otra parte, Justin King, consejero delegado de la compañía, ha advertido que el aumento previsto de los costes energéticos lastrará el resultado en el presente ejercicio. Asimismo, según King, este aumento también lastrará el consumo.