El Gobierno italiano confirmó ayer oficialmente el primer caso de Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) en Italia. El animal afectado pertenece a un establecimiento ganadero de la empresa Cremonini, principal fabricante de carne para hamburguesas en Europa. La empresa abastece directamente a los establecimientos europeos de la cadena de “fast food” McDonald´s. Por otra parte, el número de casos detectados en España se ha elevado a diez elevado a diez, tras la aparición ayer de tres reses, dos en Asturias y una en Ávila, sospechosas de padecer el mal de las vacas locas. Aunque estos últimos tres casos, todavía tienen que ser confirmados por el laboratorio de referencia de Zaragoza, desde el sector se empieza a temer una epidemia.