Aral Digital.- La cadena de distribución Carrefour ha llegado a un acuerdo con Sediasa, filial del Grupo Fuertes, por el que la primera cede la actividad de sus tres centros de fraccionamiento y envasado de alimentos a dicha sociedad. La operación contempla la garantía del 100% de los puestos de trabajo, así como el mantenimiento de las actuales condiciones laborales de los más de 770 empleados. El acuerdo está sujeto a la aprobación de la Comisión Nacional de Competencia.

Las plantas de preparación de alimentos se encuentran situadas en Madrid, Barcelona y Sevilla, y en ellas se fraccionan y envasan alimentos perecederos. La actividad empresarial que desarrollará Sediasa Alimentación se centra en la oferta de servicios a la distribución alimentaria.

La capacidad productiva de los centros de fraccionamiento y envasado que gestionará Sediasa Alimentación supera los 73 millones de kilos anuales, y las instalaciones superan los 30.000 metros de superficie.

Esta iniciativa empresarial coincide en el tiempo y en el espacio con la voluntad del Grupo Fuertes de poner en marcha centros de fraccionamiento, para aportar valor añadido a la cadena de suministro alimentaria, de cara al distribuidor final; y la decisión de Carrefour de externalizar dicho servicio.