El Grupo Sos Arana Alimentación ha cerrado el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2000/2001 con un beneficio consolidado después de impuestos de 587 millones de pesetas, lo que supone un incremento del 122% respecto al mismo periodo del año anterior. La facturación consolidada del Grupo en este primer trimestre, que abarca los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2000, se situó en los 13.373 millones de pesetas, un 132% más. Según la compañía, este crecimiento responde, principalmente, a la incorporación de las cifras de Cuétara y Bogal Bolachas (7.373 millones de pesetas de facturación y 351 de beneficios atribuidos a la sociedad dominante después de impuestos), que se ven favorecidas, además, porque la actividad galletera concentra aproximadamente el 40% de sus ventas en los cuatro últimos meses del año natural, periodo que coincide con el primer trimestre del ejercicio fiscal del Grupo. Además el aprovechamiento de las sinergías generadas por ambas divisiones, galletas y arroz, han permitido que la concentración de las compras de la compañía atenúe las subidas producidas en sus aprovisionamientos, especialmente de los derivados del petróleo.