Durante el primer semestre del año, Superdiplo ha alcanzado una facturación de 696,7 millones de euros (115.921 millones de pesetas), que suponen un incremento del 13% respecto a los 614,26 millones de euros (102.204 millones de pesetas) alcanzados en el mismo periodo del año anterior.

  Por su parte, el beneficio neto conseguido por Superdiplo en este año fue de 22,48 millones de euros (3.740 millones de pesetas), o lo que es igual, una caída del 11,4% respecto a las ganancias del mismo periodo del ejercicio anterior. Descenso que se justifica por los costes de integración de la empresa en Ahold España.