La junta general de accionistas de los Supermercados Champion, que sucede a la antigua Simago y filial del grupo Carrefour, acordaba recientemente reducir el capital social de la compañía en 2,43 millones de euros (405 millones de pesetas), dejándolo establecido en 66,68 millones de euros (11.095 millones de pesetas).

La operación se ha realizado con objeto de amortizar acciones propias de la sociedad, destinando el importe de dicha reducción a una reserva de capital amortizado creado a tales efectos. Los 405 millones de la reducción se destinarán a compensar las pérdidas del último ejercicio, que fueron de . 26,88 millones de euros (4.473 millones de pesetas), consecuencias, sobre todo, de las cargas que arrastraba Simago y de los 1.615 millones de pesetas destinados a la indemnización de personal que se despidió como consecuencia de la sobredimensión de la plantilla.