Aral Digital.- Tesco ha cerrado el primer semestre de su ejercicio fiscal, finalizado el 23 de agosto, con una facturación de 25.638 millones de libras esterlinas (32.210 millones de euros), lo que representa un incremento del 13,3% respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su parte, el beneficio neto atribuido de la compañía ascendió a 1.038 millones de libras (1.303 millones de euros), un 10,9% más. El beneficio operativo fue de 1.480 millones de libras (1.859 millones de euros), lo que representa un incremento del 13,1%.

Las ventas de la división internacional de Tesco crecieron un 26,8%, mientras que las del Reino Unido, que supone más de dos terceras partes del negocio del grupo, subieron un 9,7%. El consejero delegado de Tesco, Terry Leahy, adelantó que la compañía espera completar en octubre la adquisición de Homever en Corea y en noviembre la del 50% de TPF, que le comprará al Royal Bank of Scotland.