AMDPress.- La cadena británica Tesco incrementó sus ventas totales un ,2% en 2005, situándolas en 60.192 millones de euros. Al tiempo, los ingresos de la cadena ascendieron un 13% hasta los 55.152 millones de euros.

Por otra parte, el beneficio bruto ascendió un 16,7% en 2005, hasta 3.182 millones de euros, frente a los 2.727 millones del año anterior. Asimismo, las ventas internacionales subieron un 23%, mientras que las del Reino Unido avanzaron el 10,7%.

En relación a este año, Tesco prevé crear más de 20.000 nuevos empleos en todo el mundo. Asimismo, dedicará, aproximadamente, 144 millones de euros en una nueva inversión para tecnología que tiene en cuenta el cuidado del medioambiente.

Terry Leahy, director ejecutivo de la cadena, ha afirmado que estos resultados representan un progreso para el grupo “en un año de desafío, marcado por el impacto del alza del petróleo y otros costes externos”.