AMDPress.- La cadena británica Tesco ha incrementado un 13,9% sus ventas en el tercer trimestre del año, aunque la cifra está por debajo de la previsión realizada por el grupo de distribución.

Las ventas de productos no alimentarios fueron las que mejor se comportaron en el trimestre. En Reino Unido, la facturación aumentó un 11,6%. El grupo explica que el encarecimiento en un 0,5% en los productos debido a tensiones inflacionistas relacionadas con el petróleo no se trasladó a su negocio, en el que los precios bajaron un 1,6% en el contexto de una estrategia de abaratamiento del producto para atraer clientes.

Las ventas a nivel internacional aumentaron un 23%. Dentro de su plan de expansión, Tesco prevé abrir cerca de 150 tiendas durante la segunda mitad del año, lo que supone el mayor esfuerzo de apertura al extranjero realizado en la historia del grupo. Entre los nuevos comercios abiertos, figura por primera vez uno en China. En las últimas cuatro semanas, Tesco ha abierto 25 tiendas en ocho países.