Aral Digital.- La cadena británica Tesco ha obtenido un beneficio neto de 1.119 millones de euros en el primer semestre fiscal de 2009, frente a los 1.105 millones registrados en el mismo periodo del año anterior, es decir, un incremento del 1,26%.

Así, entre marzo y agosto de 2009, las ventas de la compañía de distribución alcanzaron los 33.436 millones de euros, un 8,3% más que en 2008. El 68% de estos ingresos tuvieron como escenario al mercado británico, donde las ventas crecieron el 2,8% respecto a un año antes, un crecimiento sensiblemente inferior al de 2008, cuando éste se cifró en un 10%.

Al hilo de estos resultado, Terry Leahy, director ejecutivo de Tesco, ha asegurado que “ahora los valores de Tesco son, incluso, más importantes, ya que hemos abordado con éxito los retos planteados por la recesión. Nuestra atención sobre el cliente, la consolidación de nuestra estrategia, un modelo eficiente de negocio, equipos directivos locales fuertes y nuestro espíritu de innovación nos han permitido mejorar la compra de los consumidores, manteniendo un posicionamiento financiero robusto”.