AMDPress.- Tibbett & Britten ha obtenido en el primer semestre del presente ejercicio una facturación de 1.172 millones de euros, lo que supone un ascenso del 7% respecto al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, los beneficios antes de impuestos han sufrido un retroceso del 8%, hasta aproximadamente los 14 millones de euros, debido fundamentalmente a la caída de su cotización bursátil.

Mike Arrowsmith, director el ejecutivo del grupo, asegura que “todas las ventas de nuestras divisiones han aumentado durante los primeros seis meses de este año. En Norteamérica, los ingresos han crecido un 3%, situándose en 477 millones de euros, de los que 63,68 millones de euros proceden de los nuevos contratos firmados en este país”.

Por otro lado, Tibbett & Britten ha completado la adquisición de Dimalsa, grupo compuesto por compañías que operan en México y Puerto Rico. Mientras que en Europa, destacan los resultados obtenidos en el Reino Unido e Irlanda que han crecido un 11%, hasta los 470 millones de euros, según la compañía, “reflejo del éxito de los nuevos acuerdos con B&Q, Tesco, Sainsbury o Asda, entre otros”. Asimismo en el continente europeo el incremento de resultados también ha estado determinado por la alianza con Levi Strauss, para la distribución de sus productos en EMEA (Europa, Oriente Medio y Africa).