Aral Digital.- Un nuevo parque comercial, que se situará en el PP-23, ubicado en la carretera Madrid-Toledo, y cuya superficie total alcanzará 206.641 metros cuadrados, generará a partir de finales de 2010 entre 750 y 800 puestos de trabajos directos en la provincia de Toledo.

Así lo ha anunciado el alcalde de la capital castellano-manchega, Emiliano García-Page, quien también ha apuntado que la superficie construida del espacio será de 61.992,51 metros cuadrados. Este parque comercial tendrá un suelo dotacional de 9.190 metros cuadrados, una zona libre de 22.828 y una zona verde de 18.381.

En relación a los puestos de trabajo, el parque comercial albergará un hipermercado que generará 40 empleos; locales comerciales que crearán unos 165 puestos; una parte de bricolaje, con el que la empresa Leroy Merlín generará 132 empleos; otra de restauración, con la que empresas como Mc Donalds crearán unos 20 puestos; una zona de moda y electrodomésticos cuyas empresas generarán entre 17 y 19 empleos cada una, y una zona deportiva, con la empresa Decathlón, que creará unos 24 nuevos puestos.

La zona comercial, que probablemente se denominará “Abadía”, cuenta con una inversión prevista para su construcción de 70 millones de euros y se espera que la ejecución se prolongue durante dos o tres años. Esta superficie comercial, de “vocación regional”, prevé un volumen de ventas anuales de 250 millones de euros.

Paulino Barrenechea, responsble del Grupo Murias, empresa promotora del proyecto, ha definido este parque comercial como un espacio para medianas especialidades con una pequeña galeria comercial, cuya actividad complementará a los comercios ya existentes en la provincia de Toledo.