Un 25% de los distribuidores de tamaño medio comenzarán proyectos de PLM (Product Lifecycle Management) o de sourcing en 2014 promovidos por la renovación constante de sus gamas de producto, según datos recogidos en el último informe de IDC de predicciones tecnológicas para el sector retail de Trace One.

En Europa las empresas de distribución se enfrentan en 2014 al reto de seguir desarrollando con éxito sus marcas propias y de apostar por nuevos segmentos de mercado con mayor margen de beneficio, además de la necesidad de adoptar criterios cada vez más exigentes de innovación y calidad en sus productos.

Según Fabiana Santamaría, Global Account Manager Iberia de Trace One, "los distribuidores reconocen la necesidad de usar herramientas tecnológicas que les permitan acelerar sus programas de desarrollo de marca propia".

Según IDC, los distribuidores van a duplicar sus inversiones en la cadena de suministro en 2014. Las inversiones en tecnología conllevarán una modernización de los sistemas existentes además de la necesidad de aplicar nuevos enfoques. La adopción de estrategias de PLM se hará con un enfoque global, de forma multidisciplinar y siempre centradas en la innovación y en el cliente.

Santamaría señala que la suite de soluciones PLM para los productos de marca propia (Private Label PLM) de Trace One abarca la gestión del desarrollo de producto, de la información de producto, de las recetas, del etiquetado y del packaging /artwork, de la calidad, de los asuntos legales, de la trazabilidad y retiradas de productos. "Estos procesos permiten a los distribuidores y fabricantes gestionar de forma más eficiente y efectiva sus marcas", indican desde la compañía.