AMDPress.- La búsqueda de un mayor grado de eficiencia, la especialización, la verticalización de las marcas, la puesta en marcha de nuevos servicio o la personalización de la atención al cliente son algunas de las tendencias predominantes en la distribución comercial, un sector sometido a constantes transformaciones en los últimos tiempos. Antonio Agustín, director general de El Índice K, formuló recientemente una suerte de decálogo de la distribución en el marco de las VII jornadas sobre el sector organizadas en Barcelona por el IESE.

Para Agustín, la primera de las tendencias hegemónicas es la centralización de las marcas: “Cuando una compañía se hace grande”, sostiene, “es muy arriesgado que las células detallistas puedan tomar decisiones, por lo que se hace imprescindible una política muy organizada de orientación al consumidor, de gama de productos, etc.”.