El grupo de distribución Unigro ha iniciado un cambio estratégico cuyo primer objetivo ha sido la desinversión en unos 40 establecimientos Spar (situados 30 de ellos en Extremadura y el resto en Murcia), que se han convertido en franquicias. La mayor parte de estos franquiciados eran antiguos jefes de tienda. A los establecimientos antedichos, unirá otra veintena que también franquiciará durante los próximos meses.

La filial de la multinacional holandesa Laurus venderá, además, algunos de los supermercados El Arbol menos rentables. Aunque todavía no se ha determinado cuántos ni cuáles establecimientos se venderán, las desinversiones representarán entre el 9% y el 10% de la cifra de ventas del grupo, que facturó el año pasado 956 millones de euros (159.065 millones de pesetas).