La cadena estadounidense de distribución Wal-Mart prevé abrir su primer establecimiento en el Reino Unido el próximo mes de julio. Bristol ha sido la ciudad elegida por la operadora estadounidense para iniciar su expansión en el Reino Unido tras la compra de la compañía británica Asda el pasado año. Wal-Mart aprovechará esta infraestructura para abrir diez establecimientos en el plazo de cinco años.