AMDPress.- La cadena de grandes almacenes Wal Mart ha anunciado que en 2005 todos sus productos llevarán chips de radiofrecuencia que permitirán hacer el seguimiento de todo lo que sea comprado en sus establecimientos. Según informa la prensa económica, estas etiquetas inteligentes, también usadas en aplicaciones militares, siguen el rastro del producto incluso cuando el cliente ha abandonado la tienda.

Los chips de indentificación por radiofrecuencia (RFID) tienen el tamaño de un grano de arena, cada dispositivo es único y puede ser rastreado individualmente. Mientras los códigos los barras identifican sólo un tipo de producto, la nueva tecnología reconoce cada paquete, del que se puede hacer seguimiento en el almacén, la tienda y tras ser comprado o robado.