AMDPress.- La compañía estadounidense de distribución Wal-Mart, la mayor cadena del mundo, ha informado de que su resultado neto no aumentará por encima del 10%, como había previsto inicialmente, durante el segundo semestre del año.

Esta rebaja en sus previsiones se han realizado tras conocer los resultados correspondientes a su segundo trimestre fiscal cerrado el pasado 31 de julio. En ese periodo, la cifra de negocio del gigante estadounidense de la distribución se situó en 57.783 millones de euros (9,61 billones de pesetas) entre mayo y julio, lo que representa un incremento del 15% respecto al mismo periodo de 2000. Sin embargo, el beneficio neto sólo creció un 1,6%, hasta 1.772 millones de euros (294.835 millones de pesetas).

Esto se ha debido, según la compañía, a que las ventas han aumentado fundamentalmente en productos de alimentación y del hogar, que ofrecen menores márgenes, lo que ha ralentizado el crecimiento de los beneficios. Lee Scott, consejero delegado de Wal-Mart, ha señalado al respecto que “aunque no hemos podido convertir en beneficio todo el aumento de las ventas, confío en que volveremos a alcanzar nuestros niveles más altos de crecimiento en periodos futuros”.