Acesur ha comenzado recientemente en su almzara de La Roda de Andalucía (Sevilla) la campaña 2018-2019 con el procesamiento de las primeras aceitunas de la variedad manzanilla, con el objetivo de obtener aceites verdes con alto sabor a frutado fresco, uno de los atributos más importantes desde el punto de vista organoléptico del aceite de oliva virgen y que depende de la variedad de aceituna y grado de maduración de ésta.

Con ello, Acesur refleja su "apuesta decidida por la calidad y excelencia del aceite de oliva virgen". La almazara de La Roda está entre las tres mayores almazaras industriales de Andalucía, donde Acesur procesará 60.000 toneladas del total de 120.000 toneladas de aceituna que espera molturar entre sus cuatro almazaras en esta campaña, y de las que se obtendrán unas 25.000 toneladas de aceite de oliva virgen y virgen extra de producción propia.

De esta manera, Acesur incrementa un año más la producción de aceite de oliva propio en sus almazaras. Esta producción se suma a la compra de aceite de oliva que lleva a cabo en España, por la colaboración que mantiene con más del 90% de las almazaras existentes, es decir, unas 1.500 almazaras que controla y monitoriza. Por otro lado, el Departamento de Calidad de Acesur audita directamente más de 60 almazaras.

En la actualidad, Acesur dispone además de almazaras propias en Carmona (Sevilla), Mora de Toledo (Toledo) y Baeza (Jaén), lo que le permite "controlar el origen, calidad y selección de los mejores aceites vírgenes extra para sus marcas principales, Coosur y La Española", aseguran.

Asimismo, desde el grupo apuntan que "Acesur espera mantener su liderazgo como primer envasador de aceite de oliva español, tanto para el mercado nacional como para la exportación" y confía en superar las cifras de 2017, año en el que facturó un total de 700 millones de euros y comercializó más de 150.000 toneladas de aceites envasados.