AMDPress.- En el transcurso del III Congreso Nacional de la Carne, José Manuel Ballesteros, vocal de la AESA (Autoridad Española de Seguridad Alimentaria) insistió en que la obesidad es una de las amenazas para la salud pública de este nuevo siglo. Dos días más tarde del Día Mundial de la Alimentación, Ballesteros apuntó la paradoja de que la mitad del mundo pase hambre mientras que 1.000 millones de personas padecen sobrepeso.

Ballesteros añadió que el problema más preocupante es el incremento de la obesidad en niños: el 26,3% de los niños y jóvenes hasta 24 años padecen sobrepeso y casi un 14% son obesos. Para intentar paliar este problema, recordó la estegia NAOS, de dimensión interterritorial e internsectorial, con la sensibilización de las asociaciones de padres de alumnos, ayuntamientos, colegios y empresas.

Así, la industria alimentaria está implicada por medio, entre otros puntos, de convenios con las empresas de comida rápida, las panaderías -para elaborar el pan con menos sal-, las empresas de vending que operan en colegios, cadenas de distribución y empreasas de alimentación.

Por su parte, la FIAB suscribió un acuerdo con el Ministerio de Sanidad para mejorar la información nutricional de los envases; realizar campañas de educación nutricional; facilitar opciones saludables por medio de la reducción de grasas, azúcar y sal en los productos, y cumplir el código PAOS de autocontrol de la publicidad para los menores de 12 años.

Otros temas que se abordaron en el Congreso fueron los alimentos funcionales en el sector de las carnes, un análisis del consumo de carne y la prevención de riesgos laborales y medioambientales.