Danone ha logrado la certificación B Corp para Font Vella y Lanjarón, que se convierten así en las primeras marcas del sector del agua mineral natural en España y Europa en conseguir este reconocimiento. Al mismo tiempo, ambas marcas han reforzado su compromiso con la preservación de los ecosistemas naturales con el anuncio de conseguir cero emisiones netas en 2030.

“La incorporación de Aguas Danone al movimiento B Corp pone de manifiesto su compromiso con la comunidad y el entorno natural. Font Vella y Lanjarón han conseguido la certificación por cumplir los más altos estándares de desempeño social y ambiental, transparencia pública y responsabilidad legal, consiguiendo un equilibrio entre beneficios y propósito. Lo que significa que son empresas que miden su impacto social de la misma manera que miden su impacto económico, que tienen un riguroso control de sus actuaciones y se esfuerzan por seguir mejorando”, ha explicado Pablo Sánchez, director ejecutivo de B Lab España.

En palabras de François-Xavier Lacroix, director general de Aguas Danone España, “B Corp es el motor para la transformación sostenible a la que aspiramos para Font Vella y Lanjarón y una consecución natural del doble compromiso económico y social que acompaña históricamente a Danone. Dar este paso supone un nuevo reto que nos lleva a incluir los Objetivos de Desarrollo Sostenible en nuestras cuentas de resultados, a dar un propósito a nuestras marcas y a seguir mejorando para contribuir a un futuro más sostenible”.

Con el objetivo de que el agua que se origina en la naturaleza mantenga su pureza, el negocio de aguas de Danone trabaja para tener un impacto positivo en los ecosistemas naturales desde su cadena de valor y hasta sus comunidades próximas.

Esta es la base del compromiso de Lanjarón y Font Vella de convertirse en marcas con cero emisiones netas para 2030. “Analizamos diariamente el estado de nuestros manantiales, asegurando un uso responsable de la calidad y la cantidad del agua y midiendo nuestras emisiones de CO2 con el objetivo de llegar a ser cero emisiones para 2030”, ha explicado François-Xavier Lacroix.