Aral Digital.- “Cooperación” ha sido la palabra con la que Juan Manuel de Mingo, presidente de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) ha cerrado la Asamblea Anual de la organización, refrendando las palabras del ministro de Industria, Miguel Sebastián, quien también ha querido hacer partícipe al sector de la posición de la administración para eliminar trabas y barreras injustificadas a la hora de abrir nuevos establecimientos. De este modo, se requerirá una única licencia, pero ello no quiere decir que se apruebe una “barra libre”, como ha señalado el ministro, para instalarse.

Juan Manuel de Mingo ha apuntado que “el exceso de regulación nos crea muchos problemas; pero tengo la seguridad de que en esta nueva etapa será simplemente un recuerdo del pasado y nos permitirá abordar un futuro con realidades empresariales en las que estemos presentes”.

La transposición de la Directiva Europea de Liberalización de los Servicios es una ocasión inmejorable para superar la actual situación, con una regulación administrativa “agobiante, disforme e injusta” para las grandes empresas de distribución.

El presidente de la Asociación ha manifestado, además, la apuesta firme de las grandes empresas de distribución de trabajar por la recuperación del consumo, la producción industrial y el empleo. Asimismo, recordó su importante papel por mejorar la competitividad y la eficiencia empresarial, por consolidar el esfuerzo inversor y por seguir trabajando de acuerdo con principios de desarrollo sostenible.

El presidente de Anged ha defendido la necesidad de trabajar conjuntamente con los proveedores y la industria para conseguir la máxima calidad y los mejores precios y responder así a la demanda de los consumidores quienes, diariamente, visitan los establecimientos de la Asociación.

Así, Juan Manuel de Mingo ha aludido a esa “cooperación, a la que desde Anged estamos dispuestos para seguir creciendo”.