La empresa sevillana agroalimentaria Ángel Camacho Alimentación, fabricante entre otros productos de las aceitunas Fragata y de las mermeladas La Vieja Fábrica, ha sido la primera empresa del mundo que ha conseguido calcular y verificar la Huella de Carbono de aceitunas y mermeladas bajo la norma PAS 2050:2011. Este hecho le confiere una importante acreditación como empresa sostenible a nivel mundial.

Mediante el empleo de metodologías basadas en estándares internacionales de medición, la empresa ha logrado identificar la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que son liberadas a la atmósfera en el conjunto de todas las actividades que abarcan el ciclo de vida de las aceitunas de mesa y mermeladas, desde la adquisición de las materias primas hasta su gestión final como residuo. Se ha realizado dicho cálculo con el objetivo de obtener información de los principales consumos energéticos a lo largo de todos los procesos implicados desde la recolección de frutos, transportes, materias primas, fabricación, distribución, etc.

“Estos indicadores son una excelente herramienta de análisis para valorar el impacto real de nuestro negocio y nos permiten desarrollar medidas de ahorro dentro del plan de reducción del consumo energético de la compañía basados en el uso de una energía eficiente”, explica Pedro Cruces, director de Ingeniería y Medio Ambiente de la compañía. Estas medidas de ahorro se traducen en reducciones de las emisiones de gases de efecto invernadero y por tanto de la Huella de Carbono de sus productos.

La política de reducción de consumo energético de Ángel Camacho ya ha permitido importantes logros como la reducción del 15% en el consumo eléctrico y la sustitución de combustibles como el gasoil por la biomasa producida a partir del hueso de sus aceitunas. Los resultados obtenidos mediante el cálculo de su Huella han permitido implantar nuevas acciones en esta política de ahorro que la hará aún más efectiva en la reducción de emisiones de los gases de efecto invernadero.

Próximamente introducirá en el etiquetado de sus principales marcas esta certificación para informar a los consumidores del importante compromiso de la compañía con el establecimiento de prácticas sostenibles.

La Entidad Certificadora OCA Cert ha sido la encargada de realizar la certificación, acorde con la norma PAS 2050:2011, que ha entregado a la empresa recientemente.