AMDPress.- Grupo Alimentario Argal ha invertido este año un total de 15 millones de euros en la creación de nuevos centros de producción. En primer lugar, la compañía ha puesto en marcha una planta de producción de loncheados dentro de su fábrica de Miralcamp (Lleida), para la cual ha destinado cuatro millones de euros en 2005, que se añaden a los cinco millones invertidos en los últimos años. Asimismo, en septiembre entrará en funcionamiento la nueva fábrica para productos ibéricos en Fregenal de la Sierra (Badajoz), tras una inversión de 11 millones. Por último, Argal destinará este año otros dos millones a las partidas de lanzamientos y publicidad, entre otras.

Según ha explicado Antonio Escribà, director general ejecutivo del grupo, Argal facturó en 2004 un total de 127 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,6% respecto al año anterior, mientras que el beneficio neto, que se hará público en septiembre, será superior a los 2,3 millones registrados en 2003. Asimismo, durante 2004 aumentó su producción un 11,6%, alcanzando las 32.500 toneladas de producto.

En cuanto a las nuevas instalaciones, Escribà ha anunciado que la planta de loncheados de Miralcamp cuenta con ocho líneas con una capacidad de producción de siete millones de kilos. Incorporan salas blancas individuales para cada línea, con ventilación independiente con tratamiento y filtrado del aire, que aseguran un ambiente estéril durante todo el proceso de elaboración, para mantener la frescura hasta el envasado del producto.

Por su parte, la nueva factoría de ibéricos en Fregenal de la Sierra (Badajoz) tendrá una capacidad de proceso y secado de 200.000 jamones y 500.000 kilos de embutido al año, y garantizará la trazabilidad, a partir de su puesta en marcha en septiembre, a través de la identificación individual de cada pieza. Tras la inversión en la nueva fábrica, la compañía, que comercializa productos ibéricos bajo la marca Estirpe Negra, pretende crecer en este segmento entre un 30% y un 40% en volumen en el plazo de dos o tres años, tal como explicó Antonio Escribà.

Respecto al apartado de lanzamientos, Argal, que según la propia compañía se sitúa como la tercera cárnica española con una cuota de mercado superior al 2,5%, cuenta con un centro de excelencia para la mejora y desarrollo de nuevos productos, y destina anualmente 1,2 millones de euros a I D. Así, la comercialización de sus nuevos productos, entre los que destacan algunos como los Snacks y Truquis, y las nuevas variedades de sus gamas Bonnatur y Charcutería Al Plato, suponen aproximadamente el 17% de la facturación del último año.

Por último, Escribà destacó que la actividad exportadora de la compañía, que supone en torno al 10% de su volumen total de negocio, seguirá centrada en la UE, especialmente en Francia, Alemania, Inglaterra, Suecia y Holanda, aunque no se descarta la introducción en nuevos mercados, como el de Europa del Este.