AMDPress.- La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Castilla-La Mancha ha enviado sendos escritos a la Consejería de Agricultura y al MAPA en los que solicita una evaluación económica de los daños que se han producido en la agricultura y la ganadería de esta región debido a la ola de calor y pide medidas de apoyo para compensar las fuertes pérdidas.

La Organización Agraria explica que las altas temperaturas han causado fuertes pérdidas en la agricultura, especialmente en el viñedo, los herbáceos, el olivar y las producciones hortofrutícolas, así como, en la ganadería.

En este sentido, ASAJA de Castilla-La Mancha ha señalado que los cereales y el viñedo han sido las producciones más afectadas por la ola de calor, rebajándose hasta un 15 por ciento las estimaciones iniciales de cosecha.

La ganadería sufrirá, según ASAJA de Castilla-La Mancha, fuertes perdidas debido a las altas temperaturas y la escasez de lluvias. La Organización ha advertido de la falta de agua y de pastos en la ganadería extensiva, lo que supondrá un incremento de los costes de producción y ha destacado una elevada mortandad de aves y porcino debido al calor.

La Organización ha explicado que hasta que no termine la ola de colar no se podrán determinar las pérdidas económicas, pero considera necesario que los técnicos de la Administración inicien ya las primeras evaluaciones de campo con objeto de poner en marcha medidas para compensar los daños en la agricultura y la ganadería.