Barilla contará con la planta de fabricación de salsas de pasta más grande de Europa, situada en Rubbiano (Parma). La factoría, inaugurada en octubre de 2012, ha invertido una cantidad superior a los 50 millones de euros para este proyecto, aumentando además la plantilla permanente de la misma en 60 empleados.

La iniciativa se enmarca dentro de la celebración de los 140 años de Barilla y convertirá a la nueva planta de producción en "la mayor y más eficiente de salsas de pasta de Europa, además, de una de las más sostenibles del mundo", según ha expresado la compañía.

Actualmente, Barilla es líder en el mercado italiano de la industria de las salsams, y ocupa la segunda posición en España, Alemania y Francia, y el tercero en todo el mundo. Tras su inauguración en 2012, que requirió una inversión inicial de 40 millones de euros, el volumen de ventas de salsas ha aumentado en más del 45% tan sólo cuatro años después. Hoy, el 75% de la producción de la planta está destinada a la exportación, especialmente a Europa.

La planta produce una gama de salsas de pasta elaboradas a base de tomate y pesto. El proyecto extenderá la producción también a todas las variedades de las mismas que contengan carne. "Será una fábrica totalmente integrada, diseñada dentro de la empresa y plenamente coherente con la estrategia empresarial 'Good For You, Good For the Planet´ ", explica Carlo Carteri, director de plantas de producción de pastas y salsas en Europa. "Incluirá tecnología innovadora con equipos robotizados y digitalizados en línea con las lógicas de Industry 4.0, capaces de aumentar aún más los niveles de calidad y seguridad del producto combinando eficiencia y flexibilidad con un sofisticado sistema de trazabilidad", concluye.