AMDPress.- Baron de Ley, con sede en Mandavia (La Rioja), ha obtenido un beneficio neto en el pasado ejercicio de 16,83 millones de euros (2,27 millones de euros), un 12,5% más que en 2000, en línea con sus previsiones, según ha comunicado la firma bodeguera a la CNMV.

Las ventas netas de la empresa, presidida por Eduardo Santos-Ruiz, han crecido un 13%, hasta 57,34 millones de euros (9.540 millones de pesetas).

En el capítulo de inversiones, la compañía, que dirige el 60% de sus vinos al mercado exterior, destinó el pasado año 14 millones de euros (2.329 millones de pesetas) a la mejora de sus instalaciones de Rioja, Navarra y Castilla y León.