Berlys Corporación, empresa del sector de masas congeladas especializada en fabricación de pan y comercialización de bollería y pastelería, ha inaugurado dos nuevas líneas de producción en su fábrica de Noblejas (Toledo), lo que le permitirá ofrecer productos con mayor innovación y diversificar su gama de productos. Esta inversión se enmarca dentro de su plan estratégico 2015-17, por el que la compañía aprobó invertir 22 millones de euros en su fábrica y centro logístico de Noblejas, de los cuales 14 se han destinado a la puesta en marcha de dos nuevas líneas de producción.

En total, se añaden seis productos más a una planta que ya cuenta con cerca de 100 referencias. Una de estas novedades es la 'Barra Origen', que se elabora en una de las nuevas líneas y que se trata de un pan de corteza fina y que se conserva fresco durante más tiempo. 

Una de las nuevas líneas, de 160 metros de largo, destaca por su capacidad de producción de 3.000 kg a la hora y de 24 toneladas por turno

"Con la tecnología más avanzada reproducimos la calidad y el sabor del pan de antes. Estas nuevas líneas de producción responden a las necesidades del mercado, que demandan productos de calidad artesana con procesos muy largos de elaboración", ha declarado Ángel Remiro, director general de Operaciones de Berlys Corporación.

La fábrica de Noblejas, con una superficie de 26.000 metros cuadrados, tiene una capacidad de producción de 80.000 toneladas al año y cuenta con una plantilla de 170 empleados. El silo tiene una capacidad de almacenaje de 12.000 palets.
En los tres últimos años, Berlys ha experimentado una subida de ebitda de un 8% anual medio. En 2015 alcanzó un resultado operativo de 43,3 millones de euros. En cuanto a ventas, la compañía incrementó su volumen un 4% respecto a 2014, alcanzando una facturación de 224 millones de euros.