Aral Digital.- Como complemento a la innovación, Nestlé España se encuentra en pleno proceso de renovación de sus referencias clásicas: “Relanzamos nuestros productos de toda la vida, ofreciendo más valor por el mismo precio. Y es aquí donde nos diferenciamos de nuestros competidores, ya que muchos de ellos han decidido bajar los precios reduciendo la calidad y la inversión mientras que en Nestlé realizamos lo contrario, apostando por crear valor, no por destruirlo”, asegura Bernard Meunier, director general de la compañía y premio Dirigente del Año.

La innovación, entendida como eje de diferenciación y puntal para la creación de valor, "la estamos centrando actualmente en los dos extremos del mercado español, ya que la actual situación económica está potenciando el desarrollo de los extremos", profundiza Bernard Meunier.

"Por un lado, innovamos con productos premium, prosigue Meunier, ya que hay un espacio para los productos de lujo asequible que el consumidor necesita para romper la rutina diaria, y por otra parte desarrollamos innovación en la parte más económica del consumo con productos que proponen soluciones culinarias con el nivel de calidad de Nestlé pero con unos precios más asequibles". Un ejemplo de los primeros sería Nescafé Dolce Gusto, mientras que en la segunda categoría se encuentra Maggi Directo al Horno.

Tras cerrar el ejercicio 2010 con una facturación de 2.209 millones de euros, lo que significa un incremento del 6,2%, Meunier se enorgullece de haber demostrado que la innovación es "el motor de crecimiento y la principal herramienta para crear valor en una economía tan complicada como está siendo la española en los últimos años".

Tanta importancia tiene la innovación para Nestlé España que los productos lanzados en los dos últimos años representaron en 2010 el 15,5% de la facturación de la compañía, que es el record histórico de la tasa de Nestlé en España, pero también el doble de la media mundial de la compañía, ya que la innovación promedia un 8% de la facturación total.

Finalmente, y a propósito del reciente anuncio de invertir 50 millones de euros en la planta de Nescafé Dolce Gusto de Girona, Meunier recalca que esta unidad productiva se va a convertir en la planta de café del grupo Nestlé que más inversión va a recibir en toda Europa y, además, "será una de las tres fábricas de café de Nestlé con mayor capacidad productiva".

Bernard Meunier recogerá su galardón el próximo jueves 5 de mayo en un evento organizado por la revista ARAL. Junto a él, los premiados en la XVIII edición de los galardones Dirigente del Año han sido: Luis Carlos Lacorte, presidente de Henkel Ibérica, en la categoría de No Alimentación; Juan Pascual, consejero delegado de Grupo El Árbol, en la categoría de Distribución; y Javier de la Gándara, director general comercial y de Marketing de Grupo Leche Pascual.

Lea la entrevista completa en el número 1.586 de la revista ARAL.