AMDPress.-La firma navarra Bodegas Muerza destinará 12 millones de euros (unos 2.000 millones de pesetas) en la construcción de unas nuevas instalaciones en la villa foral de Viana, donde la compañía se trasladará una vez culminen las obras. Este cambio de emplazamiento obedece a la imposibilidad de ampliar las actuales instalaciones, ubicadas en el casco urbano de la villa navarra de San Adrián.

La nueva bodega, que está previsto inicie su actividad en el mes de octubre de 2002, duplicará la producción actual, hasta dos millones de botellas anuales. La capacidad de almacenaje será de 12.000 barricas y se instalará un tren de embotellado, con capacidad de llenado para 6.000 envases a la hora.

Bodegas Muerza, integrada desde hace doce años en el grupo Príncipe de Viana, tras ser adquirida por la Caja Rural de Navarra a los hermanos Muerza, cuenta con una facturación anual de más de 21 millones de euros (3.500 millones de pesetas).