La multinacional francesa Bonduelle ha registrado un volumen de negocio de 504,6 millones de euros (cerca de 84.000 millones de pesetas) en el primer trimestre de su ejercicio 2000-2001, que comenzó el pasado mes de julio, lo que supone un ascenso del 17,2% respecto al mismo periodo del año anterior. La división de productos frescos, con un ascenso en sus ventas del 41,4% en el periodo citado, es la que mejor comportamiento ha registrado; seguida por la de conservas que ha obtenido un crecimiento del 17,6%. Por último, el negocio de productos congelados ha conseguido un aumento del 7,5% en las ventas del primer trimestre. En el mercado nacional la evolución del grupo ha sido del 6,7%, muy por debajo de la progresión lograda por el negocio internacional, que ya representa el 46% de la cifra de negocios del grupo, tras registrar un crecimiento del 22,1%.