AMDPress.- El comisario europeo de Sanidad y Protección de los Consumidores, Markos Kyprianou, y el ministro de la Administración para la Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de la República Popular China, Li Changjiang, se han comprometido a investigar sobre las exportaciones ilegales e informar sobre posibles entradas de productos sin permisos en la UE. De este modo, han firmado un acuerdo para luchar contra el comercio de productos alimenticios ilegales, así como una “hoja de ruta para unos juguetes más seguros”. Ambos documentos se basan en un mayor intercambio de información y una coordinación reforzada.

Además, hoy miércoles, 20 de septiembre, ha tenido lugar un seminario en el que representantes de la UE y China abordarán la cuestión de la cooperación en la vigilancia del mercado de productos industriales con el fin de asegurar el respeto de la legislación.

En materia de productos alimentarios, el acuerdo alcanzado tiene como objetivo fundamental la mejora del intercambio de información entre la República China y la UE sobre las prácticas ilegales que se detecten. En cuanto a las referencias de no alimentación, la UE ha destacado que, de las notificaciones procedentes del sistema comunitario de alerta rápida para productos no alimentarios peligrosos, la mitad prodede de China, y una de cada cuatro alertas es relativa a juguetes (en 2005, 171 de un total de 701).