AMDPress.- Cadbury Schweppes en España tiene previsto destinar 12 millones de euros en la puesta en marcha de una nueva fábrica dedicada al embotellado de vidrio en Barberá del Vallés (Barcelona). Ésta, que supondrá la mayor inversión de la filial española del grupo británico desde la construcción de su planta en Logroño en 1992, sustituye a una antigua planta que la firma tenía en Barcelona y cuyos terrenos fueron recalificados por el Ayuntamiento de la capital catalana.

La empresa denominada Cadbury Schweppes Bebidas de España, tras la adquisición de La Casera en julio del año pasado, estima que el nuevo centro inicie su actividad a comienzos del próximo mes de diciembre.

La compañía, que lanzará en las próximas semanas una nueva tónica de limón, se ha marcado como objetivo lograr en 2005 una cuota de mercado del 17% en el conjunto de bebidas refrescantes, carbonatadas, con sus referencias Schweppes y La Casera, y sin gas con Trina, frente al 15% que tiene actualmente.