AMDPress.-El Grupo Campofrío anunció ayer, en una reunión celebrada con los representantes de los trabajadores y el sindicato UGT, su intención de estudiar el desarrollo de actividades alternativas en la planta que su filial Campocarne poseía en la localidad madrileña de Arganda y que quedó completamente destruida tras el incendio del pasado día uno de octubre. La empresa cárnica tiene en proyecto el establecimiento de alguna de sus nuevas actividades o líneas de producto en la zona de Arganda, “de modo que el impacto final del desafortunado accidente sea el mínimo posible.