Aral Digital.- Campofrio Food Group ha obtenido un beneficio neto consolidado de 40 millones de euros en 2010, lo que representa un crecimiento del 187% sobre los 14 millones registrados en el ejercicio precedente. Entre otros factores, la compañía explica este crecimiento gracias “al incremento de productividad a lo largo de toda la cadena de suministro y la vuelta al crecimiento del negocio de marca dentro del grupo”. Así, la empresa ha incrementado el volumen de marca del 1,4 % respecto al año anterior en el canal de distribución.

Asimismo, la facturación de la compañía ha alcanzado los 1.830 millones de euros, es decir, 6,6 millones más que la de 2009. “También en esta mejora ha jugado un papel relevante el comportamiento de las marcas del grupo”. En España, la cuota de mercado en valor de las marcas de la compañía ha crecido cuatro puntos porcentuales en moderna distribución versus 2009, hasta alcanzar el 29%; en Francia, las marcas de referencia han crecido con una mejora en volumen del 3% por parte de Aoste y del 4% por parte de Justin Bridou, según datos del fabricante.

Por su parte, el Ebitda de Campofrio Food Group en 2010 se ha situado en 163 millones de euros, lo que supone una mejora del 21% frente al ejercicio anterior. Por su parte, el margen Ebitda ha sido del 9%, 1,6 puntos porcentuales mejor que en 2009. “La continua capacidad de la compañía de mejorar sus márgenes a través de diversos programas, demuestra el éxito de su modelo de negocio”, indica la empresa en un comunicado remitido a la CNMV.

La compañía también ha reducido en 2010 su deuda financiera, que se ha situado en 356 millones de euros al cierre del ejercicio, 54 millones de euros menos que en 2009, lo que se traduce en una “mejora sustancial” de su flujo operativo de caja. Esta reducción se produce “como consecuencia de su importante disciplina de costes”, remata Campofrio.