Aral Digital.- La facturación registrada por Campofrio Food Group durante 2008 ha sido de 922 millones de euros, un 3% superior a la del ejercicio anterior. Este incremento de la cifra de ventas “confirma la fuerza de las marcas del grupo, como demuestra el hecho de que en 2008, ejercicio caracterizado por una mayor tendencia del consumo hacia las marcas de distribución, el reconocimiento de la marca Campofrio se haya situado en máximos históricos, con un nivel del 71% espontáneo”, explican desde la propia compañía.

Por el contrario, Campofrío registró unas pérdidas netas consolidadas de 5,2 millones de euros, circunstancia que la empresa achaca a dos causas principales: por un lado al incremento del precio de materia prima durante el 2008, “que alcanzó niveles máximos en Europa desde enero a octubre, y afectó especialmente a la cifra de Ebitda del grupo siendo ésta 76 millones de euros; y, por otro, al impacto de -18,6 millones de euros de la venta de la filial rusa Campomos y sus resultados acumulados hasta junio.

Los resultados operativos de Campofrio Food Group no contemplan ningún resultado de la fusión con Groupe Smithfield Holdings, que se completó con éxito en diciembre y que se incluirán en los resultados del 2009.

Durante 2008, el grupo alcanzó un acuerdo con la compañía finlandesa Atria-Invest OY para la venta del 100% de las acciones de su filial rusa Campomos. Materializada en octubre, esta operación ha permitido dedicar todos los recursos del grupo a su fusión con Groupe Smithfield Holdings, “y que reportará importantes sinergias desde su inicio, valoradas en el entorno de 40 millones de euros recurrentes a partir de 2012”, aseguran fuentes del conglomerado de la alimentación.