Capsa Food (Central Lechera Asturiana, ATO, Larsa e Innova) ha presentado la memoria de Responsabilidad Social Corporativa correspondiente al ejercicio 2013, un año complicado en general para la industria láctea en el que la compañía indica que "ha tenido que enfrentarse a importantes desafíos y en el que gracias a la capacidad de adaptación y eficiencia le ha permitido cumplir sus objetivos empresariales".

El pasado año Capsa Food obtuvo un beneficio neto de más de 3,5 millones de euros y volvió a ratificar su liderazgo en leche líquida, nata y mantequilla, destacando el crecimiento en volumen con respecto al año anterior del 11% en mantequillas y del 6% en leches especiales. En el mercado de Food Service, mientras tanto, afianza liderazgo con una cuota de mercado del 30,1%, un 8% por encima del año anterior. 

En cuanto a los ingresos de explotación, la compañía ha conseguido 677.698 millones de euros con un EBITDA de 23,5 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 36,6% con respecto a 2012, bajo los mismos parámetros comparativos. La compañía tiene una posición financiera con un superávit a favor de la sociedad y un Fondo de Maniobra de más de 52,7 millones de euros, un 6% por encima del año anterior.

Durante el ejercicio 2013 Capsa Food señala que ha recogido más de 860 millones de litros de leche, todos ellos procedentes de España. Esto representa el 13% de la cuota láctea asignada a nuestro país, lo que implica que 7.400 personas trabajan en el sector ganadero español gracias al desarrollo de la actividad de la empresa, generando un 17% en términos de contribución económica al mismo. 

El 99% de los proveedores con los que trabaja Capsa Food son españoles. Sólo con las compras realizadas a sus proveedores se generan más de 15.000 empleos en el país, según señala la compañía. Mientras otros datos a destacar son que más de 1.300 empleos son directos y más de un 93% de la plantilla es indefinida.

Capsa Food destaca que gracias a su actividad diaria más de 16.500 personas trabajan en España, contribuyendo al empleo en sectores como la agricultura y la ganadería (48%), la industria alimentaria (13%), actividades profesionales (4%), comercio al por mayor (3%) y transporte terrestre (3%) entre otros. Unos porcentajes que llevados a términos económicos se traducen en una aportación al PIB español de 1.421 millones de euros, lo que supone casi el 6,64% del PIB de Asturias.