Aral Digital.- La empresa Casa Tarradellas ha alcanzado unas ventas de 510 millones de euros en 2007, lo que representa un incremento del 8,5% en su facturación respecto al ejercicio anterior.

La firma catalana, centrada en la elaboración de platos refrigerados y elaborados cárnicos, mantiene su posición consolidada en las categorías de producto en las que trabaja, especialmente la de pizza. Los platos refrigerados supusieron el 55% de la facturación, mientras que el 45% restante se debe a los elaborados cárnicos, dentro de las diferentes categorías de producto.

Casa Tarradellas elaboró 65.500 toneladas de platos preparados refrigerados y 69.200 toneladas de elaborados cárnicos en 2007.

Para mediados del presente año, tiene previsto poner en marcha una nueva planta de producción, con una inversión de 30 millones de euros. Dicha planta estará destinada a la elaboración de productos elaborados a base de pan y que se sumará a los otros cuatro con que la compañía cuenta ya para elaborar sus productos.

El nuevo centro productivo se ubica en el polígono industrial de Mas Galí (Gurb) y representará la creación de 100 nuevos puestos de trabajo que se sumarán a los 1.280 empleados que ya tiene la empresa.