AMDPress.- La Compañía Cervecera de Canarias (CCC) ha obtenido en su último ejercicio, desde el 31 de abril de 2005 hasta el 31 de marzo de 2006, unos ingresos de 129,4 millones de euros, con una reducción de gastos del 4,4% frente al ejercicio anterior, situándose en los 108 millones de euros, gracias a los procesos emprendidos por la compañía para reducir el consumo de recursos naturales y para mejorar la eficiencia en los procesos de fabricación, envasado y distribución.

En otro orden de cosas, CCC ha obtenido un beneficio de las actividades ordinarias de 21,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 22% respecto al ejercicio anterior. Por su parte el beneficio después de impuestos se ha situado en los 21,5 millones de euros.

Por otra parte, la compañía ha continuado con su plan de inversiones en sus fábricas de Las Palmas y de Santa Cruz de Tenerife, dedicando cerca de seis millones de euros a aspectos relacionados con la mejora en los procesos operativos y con el medio ambiente. Algunos de ellos son las inversiones en las plantas de tratamiento de efluentes de ambas fábricas, la modernización de las líneas de envasado, o la adaptación a las nuevas regulaciones en materia de seguridad y salud laboral.

La compañía ha puesto en marcha una planta de biogás en la fábrica de Las Palmas. Esta instalación permite generar energía eléctrica y térmica a partir de los gases producidos en el proceso de depuración de aguas generados por la propia fábrica, reduciendo, de esta forma, el consumo energético y la emisión de residuos al medio ambiente. Gracias a esta planta, consigue un ahorro del 17% de la energía que consume la propia fábrica.