El juzgado de instrucción nº 4 de Granada ha aceptado a trámite la querella criminal presentada presentada por el Grupo Cervezas Alhambra contra el presidente y el consejero delegado de Heineken España por presunto delito de allanamiento de domicilio industrial y descubrimiento y revelación de secretos de empresa, según informó ayer el grupo granadino.

Cervezas Alhambra presentó el psado 21 de mayo la querella criminal contra los máximos directivos de Heineken tras conocer que esta última compañía había obtenido datos de forma ilícita sobre la producción, el funcionamiento y listados internos por medio de una agencia de detectives. La firma andaluza afirma, que según un informe de de dicha agencia de detectives, el objetivo pretextado era comprobar el uso de la marca “El Aguila Negra”, propiedad del Grupo Cervezas Alhambra, aunque estas acciones podrían atentar contra la capacidad competitiva de una empresa con un fuerte arraigo industrial y social en Andalucía.

Dicha marca fue adquirida por Cervezas Alhambra en 1997 a la compañía asturiana “El Aguila Negra” y comenzó a comercializarse en 1999, lo que llevó a la multinacional Heineken a presentar una demanda solicitando la caducidad de dicha cerveza por desuso.