AMDPress.- El grupo confitero catalán Chupa Chups ha alcanzado un acuerdo con Danone Rusia para la venta de su filial en este país Chock & Rolls, compañía que gestiona la fabrica que el grupo posee en San Petersburgo.

Esta transacción, valorada en unos 20 millones de euros, se incluye en el plan de reestructuración de la firma catalana. Este plan se manifiesta en el ámbito financiero, en el que se inscribe el crédito concedido por la Generalitat de Cataluña (a través del Institut Catalá de Finances) y avalado con la Casa Batlló, y en el ámbito industrial, con el cierre de la planta de Bayona, el desplazamiento de producción hacia la planta de Villamayor (Asturias) y el lanzamiento de productos de confitería sin azúcar.

Chupa Chups concluyó con pérdidas el pasado año, tras reducir su facturación cerca del 10% respecto a los 414,2 millones de euros ingresados en 2001. Este resultado negativo se suma al alcanzado hace dos años, cuando las ventas cayeron un 2,4%.