AMDPress.- La empresa láctea Clesa, de Parmalat, ha renovado su imagen y presenta un logo más moderno, en el que cobra protagonismo el carismático símbolo de su vaca. Los objetivos de la compañía con este cambio son mantener los valores de tradición y naturalidad, asociados a la marca, y rejuvenecer el diseño.

Unos colores más intensos, una tipografía redonda y suavizada, y la sensación global de relieve son las novedades que aportan al emblema de la empresa láctea una imagen actualizada y más acorde a la demanda del mercado. La rejuvenecida imagen de Clesa ya está presente en la nueva gama de productos que la compañía comercializará a partir de junio; Clesa Bífidus Activo, donde se conjugan la naturalidad y pureza, valores clásicos de la marca, con el espíritu dinámico y moderno que se quiere implantar en toda la compañía.